• Pilar Paredes

La idea

Actualizado: oct 25


Diario del primer día:


Después de 20 años haciendo lo mismo resulta que al jefe se le ocurre una idea.


No es que no haya tenido buenas ideas en todos estos años, si no que ahora quiere cambiarlo todo.


Lo hemos hablado todos los compañeros y la mayoría estamos de acuerdo en que nada malo hay en modernizarse un poco, pero, ¿implantar una nueva idea?


No sabemos a qué viene esto. El negocio va bien, apenas hay cambios en la plantilla, la gente está contenta y los clientes también. Bien es verdad que de vez en cuándo tenemos que aguantar alguna que otra bronca, pero son “gajes del oficio”, creo yo.


Diario del segundo día:


Al encontrarme en el ascensor al de Recursos de la empresa de enfrente (somos competencia pero nos llevamos bien) le pregunté si su jefe también se había entusiasmado con la nueva idea.


Se quedó un poco sorprendido con la pregunta y me dijo: “¿pero vosotros no lo hacéis así?. Nosotros llevamos haciéndolo más de un año y va genial”


Diario del tercer día:


Al aparcar esta mañana me he fijado que la recepcionista de la competencia se ha comprado un coche nuevo.


¿Cómo lo habrá conseguido? ¡Si el marido estaba en el paro!


Tendré que averiguar más, si éstos que llevan menos tiempo ya están con la idea y pueden comprarse coches nuevos, será que a lo mejor funciona.


Diario del cuarto día:


Los compañeros y yo hemos tenido una reunión fuera del centro. El jefe es muy majo, pero a veces hay cosas que es mejor hablarlas fuera mientras tomamos café.

Muchos de los veteranos no entienden a qué viene ahora tanto empeño en cambiar.


Pero desde que el jefe se ha comprado un móvil con internet cada día viene con una historia nueva. Ellos opinan que hay que armarse de paciencia y esperar a que se le pase.


¡Paciencia, pues!


Diario del quinto día:


Esta noche no he pegado ojo, pensando en la Idea.


Ahora ya no estoy tan segura de que los veteranos tengan razón, le he pedido a mi hijo que investigue por internet y dice que la mayoría de las empresas ya están con la nueva Idea y resulta que hasta la de la carnicería sabe del tema; luego quizá mi jefe no esté tan loco, después de todo.


Diario del sexto día:


Voy a volver a hablar con los compañeros del asunto, quizá el chico nuevo me pueda orientar y explicar un poco más de qué va esa Idea.


Diario del séptimo día:


Pues ya está aquí la Idea.


Ha venido el jefe, en un par de horas lo ha cambiado todo y ya está. Los veteranos ponen mala cara y algunos de ellos se han ido al bar de enfrente a criticar y confabularse.


Yo hoy he decidido quedarme; al chico nuevo se le ve muy concentrado en el ordenador.


No sé, a lo mejor no es tan malo…


Voy a probar la nueva Idea y a ver que pasa…

#idea #innovación #cambio

​Sígueme

© 2020 by Pilar Paredes.
Proudly created with
Wix.com
 

Tel:

+34 629 587 299

  • Twitter - Círculo Negro
  • RSS Icono Social
  • Pinterest - Círculo Negro
  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Facebook - Círculo Negro
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now